Viaje, con omisiones, por la cocina española

La exposición la Cocina en su Tinta acaba de cerrar tras 3 meses de éxito en la Biblioteca Nacional de Madrid. Tuve la suerte de visitarla  en compañía de Carmen Simón Palmer, comisaria de la muestra e investigadora del instituto de la lengua del CSIC. Los otros comisarios de la muestra son Ferrán Adrià e Isabel Moyano, Jefe del Servicio de Reserva Impresa de la BNE. Me acompañaban mis compañeros del Curso de Periodismo Gastronómico y Nutricional.

La expectación es grande. En la puerta Carmen nos cuenta con sencillez: “es la primera vez que se ven todos estos libros juntos y no creo que se vuelva a repetir… se ha podido hacer porque había dinero”. El orden cronológico está perfectamente  marcado: cada sala tiene un color distinto y hay un alimento que nos introduce en este fascinante recorrido histórico-gastronómico: limón, chocolate… las áreas llevas asociado el sutil aroma del alimento. La puesta en escena es excelente, casi teatral: luces, colores, encuadre…  La antigüedad, la edad media y la edad moderna se suceden hasta llegar a nuestro días.

En las vitrinas preciosos libros y tratados entre los que destacan obras como el “Llibre del Sent Sovi”, de 1324, obra fundamental para conocer la alimentación europea del siglo XIV. O ”El Dioscórides”, un homenaje a los alimentos traídos desde el continente americano. Tampoco falta “El Ruperto de Nola”, considerado como el primer recetario español (1490) hasta llegar al “Practicón”, de Angel Muro, un best-seller del género en el siglo XIX.  Pero no sólo se ven libros; el Museo del Prado ha prestado bodegones y el Museo del Traje y el Museo  de Artes Decorativas, utensilios. Nos quedamos boquiabiertos ante una nevera de madera de 1890. Repetimos asombro ante una espectacular marmita.

Grabados,  menús, recetarios, preciosos carteles publicitarios de Ortego y Penagos y otros singulares y deliciosos objetos unidos a nuestra gastronomía. Me encanta el pequeño documental de López Linares: a través de fragmentos de 22 películas españolas nos guía por la gastronomía con  un corto de cuatro minutos que va in crescendo. Espero que este film, ya acabada la exposición, se recupere para otras ocasiones.

La última parte me resulta decepcionante. Por supuesto, hay una selección de  libros de los grandes de la alta cocina española: Adrià, Arzak, Roncero… sólo dos libros de mujeres: uno de Lourdes Plana, directora de Madrid Fusión y el de la multipremiada Carmen Ruscalleda. No figura ninguna referencia al recetario  que enseñó y sigue enseñando a cocinar, “1080 recetas” de Simone Ortega; tampoco aparece karlos Arguiñano; mediatico, sí, pero no por ello prescindible en la gastronomía de nuestro país.

Y por qué no hacer alusión a las grandes damas de la cocina española como María Jesús Gil de Antuñano o Ana de Letamendía… es una auténtica pena. Recordemos: no sólo de alta cocina vive el hombre (y la mujer).

Anuncios

Acerca de Cocina sin tapujos

Recetas fáciles para los que cocinan pequeñas cantidades. Cocina para singles con trucos para que siempre te salgan bien. Para los que aman la cocina y disfrutan comiendo y bebiendo.
Galería | Esta entrada fue publicada en De visita, Eventos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s